Piazzolla – Por el Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín.

Piazzolla – Por el Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín.

Se presentó el Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín, con la dirección de Andrea Chinetti, de la mano de los grandes Mauricio Wainrot y Ana Itelman, al son de Astor Piazzolla, en homenaje a los 100 años de su nacimiento.

 

Por Luz Lassalle.

El emotivo reencuentro de la danza y el escenario después de casi un año y medio de confinamiento, sucedió en la sala Martín Coronado.

El programa se compone de cuatro obras propias del repertorio del Ballet Contemporáneo: un solo, creación de Ana Itelman, “Ahi viene el Rey”, y el resto de Wainrot, con reposición coreográfica de Diego Poblete y Elizabeth Rodríguez,Escualo_ dúo de estaciones porteñas”, “Libertango” y “Cuatro estaciones de Buenos Aires”.

La importancia de este reencuentro tan esperado para la comunidad de la danza y la ansiedad que produjo, generaron reacciones en el público presente que empezó a aplaudir espontáneamente cuando apenas se habían apagados las luces y tan solo sonaban en los parlantes indicaciones pertinentes al protocolo covid. La emoción de por fin volver a ver danza en el escenario porteño se sentía en el aire.

Comienza a sonar la música envolvente e hipnótica de Astor, se escucha “Canto de Octubre” del famoso compositor y un único bailarín en escena con su aire compadrón: estamos ante el solo de Ana Itelman, “Ahí Viene El Rey”, con reposición coreográfica de Miguel Ángel Elías (estrenada en este mismo teatro en el 68). Ocultando el rostro casi todo el tiempo tras el chambergo típico tanguero, con ropa a tono con la esencia de los aires porteños, con paso firme transita el escenario el magnifico intérprete de la compañía, la luz que acompaña exclusivamente su andar realza el movimiento de sus brazos que toman un protagonismo envolvente.

A continuación se presentan dos bailarines con vestuario en rojo de Graciela Galán para el dúo “Escualo”, pieza de Wainrot que originalmente formaba parte de la obra “Estaciones Porteñas” creada en el 97 para el ballet del teatro colón, también en homenaje al compositor. Las formas clásicas tienen obvia preponderancia en esta coreografía, se filtran entre los abrazos y recorridos, arabesque, penchés y ports de bras típicos del lenguaje clásico, las levantadas etéreas propias del ballet no se quedan atrás mientras los bailarines inundan con su movimiento la pieza musical de Piazzolla.

Es el momento de LIBERTANGO. Con la fuerza característica de la maravillosa pieza musical y la marca registrada de Wainrot, estrenada en el 84, es la primera obra en la que el coreógrafo utilizó música de Piazzolla, fue bailada por varias compañías en diferentes partes del mundo. El lenguaje contemporáneo al servicio de las exigencias coreográficas no se desentienden del carácter propio de los Malevos en respuesta a las Arrabaleras, diferentes formaciones espaciales, encuentros y desencuentros conforman este diálogo corporal al cual no se le puede perder ni un minuto de atención. Vestidos de negros, con vivos en azul y con sombreros para los dos bandos- diseño de vestuario de Mini Zuccheri-, se va conformando esta maravillosa obra de dos grandes argentinos referentes de la danza y la música.

Para finalizar el programa de la noche nos deleitarnos con Cuatro Estaciones De Buenos Aires, extracto de la obra completa “Las ocho estaciones”, donde Wainrot puso su magia coreográfica en una obra musical donde conjugaban las Cuatro Estaciones, de Vivaldi con las de Piazzolla. El estreno tuvo lugar en Amberes en el 2001 y al año siguiente en el Teatro San Martín.

En esta oportunidad bastarán las estaciones de Piazzolla para inundar la sala y darle lugar a la contemplación visual de tal maravilla coreográfica, llevada adelante con la excelencia que caracteriza al Ballet Contemporáneo Del Teatro San Martín a través de la técnica y la interpretación de sus maravillosos bailarines y bailarinas. Las diferentes atmósferas logradas en las distintas estaciones muy bien captadas por la esencia coreográfica, entradas y salidas de escena logran entrelazar la música perfectamente con el movimiento. El vestuario de Carlos Gallardo en tonos grises plata al igual que el diseño de escenografía llevan consigo un touch de índole moderno.

En definitiva quienes acepten la invitación de presenciar este necesario encuentro de la danza y el escenario podrán extasiar todos sus sentidos disfrutando en escena una gran cantidad de variaciones coreográficas, pasando desde la magnifica presencia escénica de un solo bailarín, la intimidad en movimiento de una pareja desarrollando un lenguaje neoclásico, hasta la fuerza grupal de la compañía toda, en variaciones: tríos, cuartetos, unísonos cánones, incluso hay lugar para los dúos masculinos referentes de los típicos comienzos tangueros. Piazzolla vibra en la sala, en la butaca y en el escenario. Y para finalizar, con el lagrimón en el ojo incluido, sube al escenario el mismísimo Mauricio Waninrot a recibir los aplausos de una sala emocionada que ovaciona tan magnifica creación.


Los integrantes del Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín son:

Constanza Agüero, Brenda Arana, Lucía Bargados, Melisa Buchelli, Carolina Capriati, Flavia Dilorenzo, Fiorella Federico, Paula Ferraris, Daniela López, Silvina Pérez, Eliana Picallo, Andrea Pollini, Eva Prediger, Sol Rourich, Ivana Santaella, Agostina Scarafia, Manuela Suárez Poch, Adriel Ballatore, Darío Calabi, Matías Coria, Matías De Cruz, Lautaro Dolz, Rodrigo Etelechea, Darcio Gonçales, Jonás Grassi, Alejo Herrera, David Millán, Andrés Ortiz, Benjamín Parada, Boris Pereyra, Emiliano Pi Álvarez, Rubén Rodríguez y Damián Saban. Los asistentes coreográficos son Diego Poblete y Elizabeth Rodríguez.

 



Programa
:

Ahí viene el rey

Coreografía: Ana Itelman

Reposición coreográfica: Miguel Ángel Elías

Música:Ástor Piazzolla (Canto de octubre)

Iluminación: Alberto Lemme

 

Escualo – dúo de Estaciones porteñas

Coreografía: Mauricio Wainrot

Reposición coreográfica: Elizabeth Rodríguez, Diego Poblete

Música: Ástor Piazzolla

Iluminación: Alberto Lemme

Vestuario: Graciela Galán

 

Libertango

Coreografía: Mauricio Wainrot

Reposición coreográfica: Elizabeth Rodríguez, Diego Poblete

Música: Astor Piazzolla

Iluminación: Alberto Lemme

Vestuario: Mini Zuccheri

Escenografía: Carlos Gallardo

 

Cuatro estaciones de Buenos Aires

Coreografía: Mauricio Wainrot

Reposición coreográfica: Elizabeth Rodríguez, Diego Poblete

Música: Astor Piazzolla

Iluminación: Alberto Lemme

Escenografía y vestuario: Carlos Gallardo

Concepto visual: Silvia Rivas, Carlos Gallardo


 

Leer también: 60 AÑOS DEL TEATRO SAN MARTÍN

Leer anterior

BAMúsica, segundo llamado a convocatoria

Leer siguiente

Jordi Savall: “Cuando tuve el violonchelo en mis manos descubrí por qué había nacido”