ORQUESTA FILARMÓNICA DE BUENOS AIRES –  Función de abono n°4

Se llevó a cabo un programa con cuatro obras que reúne a seis compositores y a tres siglos juntos en una noche poco común para la Filarmónica de Buenos Aires.

 

Por Sabrina Abalo.

El concierto se abre con la Ofrenda Musical escrita originalmente por J.S.Bach,  es una enorme colección de cánones y fugas creadas a partir de un tema que perteneció al Rey de Prusia, Federico “el grande”. Entre las adaptaciones del siglo XX, la versión para orquesta reducida que propone Anton Webern es la más trascendental y elegida a la hora de su ejecución, porque además el compositor, preocupado siempre por la calidad sonora, sigue priorizando la textura por sobre la estructura. 

La orquesta interpretó correctamente la ofrenda, hubo momentos de gran sonoridad contrapuntística que resultaron claros y prolijos.

Tal vez el Adagietto de la 5° Sinfonía de Mahler fue una de las obras más esperada de la noche, pero la versión que ofreció la orquesta no fue la mejor, a pesar de los acertados pedidos del director, hubo momentos flojos en la “declaración de amor”  más dramática de las cuerdas.

Guadalupe Barrientos- Filarmónica de Buenos Aires
PH: Colombaroli.

La paloma del bosque es uno de los Gurre – Lieder que Schönberg compuso entre 1900 y 1911 sobre textos de un poema del escritor Jens P.Jacobsen, fundador de la escuela naturalista en la literatura danesa. Estos escritos están inspirados en antiguas leyendas medievales que narran el amor de una joven llamada Tove con el rey Waldemar. 

La voz de Guadalupe Barrientos recrea a la joven Tove convertida en una paloma, luego de que la esposa de Waldemar la manda a matar. La mezzo interpreta con gran dramatismo este pasaje tan desafiante como poderoso. Schönberg revive en la voz de Barrientos de quien no se puede negar su calidad vocal y su prestancia sobre el escenario. Fue la obra ejecutada con más firmeza y convicción del programa.

Un Schubert transfigurado

El concierto cierra con Rendering de Luciano Berio,  fue un compositor italiano y uno de los mayores representantes de la vanguardia europea. Para escribir esta obra, Berio toma algunos fragmentos de la sinfonía n°10  que Franz Schubert apenas esbozó, los orquesta un poco a la manera schubertiana con momentos muy cortos pero de gran lirismo en la voz de algunos instrumentos pero sobre todo con muchas intervenciones disonantes además de complejidades rítmicas y tímbricas entrando por momentos en un universo  que pareciera estar abrumado por los limites de la disonancia, es decir, a un mundo bastante alejado de la obra de Schubert. Por su parte, la orquesta ejecutó en su justa medida todos estos condimentos berianos y los transformó en un Schubert forzado a reestructurarse en la nueva época.

 


PROGRAMA DE LA FILARMÓNICA DE BUENOS AIRES – FUNCIÓN Nº4:

 

PARTE I

JOHANN SEBASTIAN BACH (1685-1750)/ANTON WEBERN (1883-1945)
Musikalisches Opfer, Ricercare A, BWV 1079

  1. MAHLER
    (1860-1911)
    Adagietto, Sinfonía N°5 en Do sostenido menor

 

PARTE II

ARNOLD SCHÖNBERG
(1874-1951)
Lied der Waldtaube, Gurre-Lieder (versión de cámara)

Guadalupe Barrientos, mezzosoprano.

FRANZ SCHUBERT (1797-1828)/LUCIANO BERIO (1925-2003)
Rendering, para orquesta (sobre fragmentos de la Sinfonía N°10 en Re, D.936ª)

Director Musical:
Enrique Arturo Diemecke

 

Leer anterior

Próximos conciertos de la Fundación Beethoven

Leer siguiente

7mo Festival Konex de Música Clásica: Verdi, Wagner y cómo los públicos se acercan a la Lírica

Más publicaciones