La guitarra “Sabionari”, una joya de Stradivarius

Imagen de La guitarra "Sabionari"

Cuando hablamos de Antonio Stradivari, automáticamente pensamos en la construcción de violines y otros instrumentos de arco. Sin embargo, pocos saben que de su taller salieron otros instrumentos de cuerda pulsada como mandolinas, laúdes y guitarras. Actualmente se conservan cinco guitarras y fragmentos de algunas otras.

Como sello personal, las guitarras Stradivarius están elegantemente construidas con las maderas tradicionales de la luthería del violín: tapas de abeto con rosetas de pergamino y madera, aros, fondo y mástil de arce rizado, ébano para el diapasón y las incrustaciones y marfil para algunos elementos decorativos. La única excepción es la guitarra "Sabionari", construida en 1711, en la que Stradivari empleó el ciprés para los aros y el fondo. Ésta es la última guitarra conservada y es la única que se encuentra en estado óptimo para ser ejecutada.

Descubrí cómo suena esta invaluable reliquia en las manos del guitarrista Krishnasol Jimenez, interpretando música de Robert de Visèe.

 

Por Caro Aliberti.

 

The sound of an original Stradivarius guitar: The Sabionari (1679) from Roberto Domenichini on Vimeo.

Leer anterior

Rhapsody in Blue de George Gershwin

Leer siguiente

Una mirada por la hendija: Haciendo Steinways