Homenaje a Guastavino en el Teatro Libertador de Córdoba

Imagen de Homenaje a Guastavino en el Teatro Libertador de Córdoba

El miércoles 28, se cumplen 20 años de la muerte de uno de los mayores compositores argentinos del siglo pasado.

En homenaje al músico santafesino, el Coro de Cámara de la Provincia presenta la Gala del día, música de Guastavino sobre un poema de Arturo Vázquez. La obra es parte de la serie Indianas, integrada por seis canciones sobre poemas de distintos autores. La dirección artística del nuevo trabajo del coro está a cargo del maestro Gustavo Maldino y el acompañamiento en piano es de Marina Acuña.

En la misma línea, el Coro del Seminario de Canto del Teatro del Libertador graba Anhelo, una canción que el músico compuso sobre un poema del jujeño Domingo Zerpa. La dirección general es del maestro Matías Saccone. Esta grabación cuenta con la participación destacada de Leticia Chiabrando y Eugenia Redoni, sopranos, Cecilia Ventura y Alejandra Frisch, altos, Nicolás Lescano y Marcelo Rubio, tenores, y Marcos Ábalos Luna y Matías Núñez, bajos.

Ambas realizaciones serán presentadas en las redes sociales del teatro los días 28 y 29 del corriente, respectivamente.

El músico y contorno

Carlos Guastavino nace el 5 de abril de 1912 y muere el 29 de octubre de 2000 en Santa Fe. Su catálogo atesora una gran cantidad de obras para piano, guitarra, coro, piano y canto, orquesta. Su obra manifiesta una predilección por componer canciones sobre poemas de autoras y autores hispanoamericanos: Gabriela Mistral, Rafael Alberti, Juana de Ibarbourou, Domingo Zerpa y Pablo Neruda, entre otros.

A principios de los años ´60, Guastavino y el poeta León Benarós dieron inicio a una prolífica dupla creativa. Una bella zamba, La tempranera, se erige entre las colaboraciones entre ambos artistas, además de los ciclos Canciones coloquiales, las 15 canciones escolares, y Flores argentinas.

El encuentro entre Guastavino y Benarós se produjo a instancias de la gran editorial argentina dirigida por Rómulo Lagos. “Cuando veo un verso, siento la música adentro, hay una especie de conversión estética automática”, reveló el compositor.

El autor de Se equivocó la paloma -sobre un poema de Rafael Alberti que popularizó Joan Manuel Serrat- declara que aprendió a solfear antes que a leer y escribir. Músico de formación académica, se identifica siempre con su entorno vital y a éste parece haberle dedicado su obra. “Sentir hondo, pensar alto, decir lo esencial”, reproduce Fernando Fuensalida en la revista del Instituto Nacional de Musicología “Carlos Vega” (1998).

En 1967, Guastavino compuso una serie de seis canciones a las que tituló Indianas. El título hace referencia a la identidad latinoamericana integrada por el componente aborigen, el español y el afroamericano.

Con sus composiciones ha logrado una simbiosis entre la música de hondas raíces culturales argentinas y la música erudita y al igual que en Bartok, ese “folklore imaginario” subyace pudoroso en sus giros melódicos, ritmos y acentuaciones, sostiene el director argentino Oscar Escalada. 

Seguilo a travé de sus redes:

 

Leer anterior

Claudia Montero: “Un proyecto, en la vida de cualquier persona, es el motor”

Leer siguiente

Los estudios de danza vuelven con las clases presenciales