El clásico de Goethe regresa al Liceu 25 años después

Imagen de El clásico de Goethe regresa al Liceu 25 años después

El drama lírico en cuatro actos con libreto de Édouard Blau, Paul Milliet y Georges Hartmann y música de Jules Massenet, fue estrenado en el año 1892 en la Ópera de Viena. El estreno en Barcelona se produjo en1899 en el Liceu, siendo la última representación en el año 1992.

 

Wetzlar, Alemania. Werther está enamorado de Charlotte, pero se trata de un amor imposible, pues ya está prometida con otro hombre. Después de la boda, Charlotte lo aparta de su lado. La desesperación por este amor imposible lleva a Werther al suicidio y acaba muriendo en manos de su amada.

Basándose en la novela de Goethe, Massenet nos presenta fielmente el personaje romántico que personifica la melancolía debido a un amor imposible.

El montaje de Willy Decker ha sido un éxito en diferentes teatros y se sitúa en un expresionismo romántico con contrastes de color y formas imposibles que acompañan a las diferentes situaciones anímicas de la obra”.

 

La romántica obra dura 75 minutos, la primera parte, un descanso de 25 minutos y 55 minutos, la segunda. El final, aproximadamente, a las 22:40.

La escenografía de Willy Decker, en principio sencilla, nos atrapa con un cálido y precioso color amarillo que deslumbra y sugiere la intensa pasión amorosa abocada al fracaso y a la desgracia de la pareja protagonista. Un logrado azul cobalto, que también domina en el vestuario de Charlotte, refleja, muy bien, toda la parte dramática y sombría de la obra, dándole carácter. En la parte negativa, sigue la moda de los escenógrafos actuales que presentan la función encerrada en un marco y muy al fondo del escenario, restando proyección a las voces y mermando la visibilidad de los espectadores.

En el complejo y agradecido papel protagonista, el tenor Piotr Beczala con una preciosa voz, muy bien colocada y algún problema en su trabajo escénico. En la segunda parte su intervención es espectacular. Una voz limpia, con un delicioso color y amplio volumen, favorecido por la estupenda acústica de la sala. Bezcala recibió calurosas ovaciones del entregado público del LICEU. Sin dudar, su actuación justifica el viaje.

Anna Caterina Antonacci como Charlotte está correcta, mejor en la segunda parte y encorsetada en su bello papel. Elena Sancho, con una voz de coro de iglesia, en el papel de Sophie. El veterano Stefano, convincente en su papel, demostrando sus tablas. El  maestro realiza un apasionado trabajo, logrando un buen nivel en trabajo orquestal.

 

Reseña de Paco Casero y M. Jose Blasco

Colaboradores del blog Música, Arte y Cultura, nos envían su crónica de la función

Werther de P. Beczala. Crónica de la función del 18-01-17

Leer anterior

Las mejores interpretaciones de Plácido Domingo

Leer siguiente

Entrevista a Federico Fernández