Día de las Infancias

Imagen de Día de las Infancias

La niñez siempre ha estado presentes en la música académica, ya sea como fuente de inspiración o dedicándoles material didáctico.

En el Día de las infancias compartimos varios ejemplos.

 

El rincón de los niños

Es una suite para piano escrita por el compositor impresionista francés Claude Debussy (Saint-Germain-en-Laye, Francia, 22 de agosto de 1862 – París, 25 de marzo de 1918) en 1908.

Es una obra que el autor dedica a su hija de tres años Claude-Emma —apodada cariñosamente “Chou-Chou” por su padre— y a su institutriz inglesa, Miss Dolly.

Consta de seis piezas. La primera está titulada en latín, y las cinco restantes en inglés.

Las seis piezas fueron orquestadas en el año 1911 por André Caplet, amigo y admirador de Debussy, que contaba con el pleno consentimiento del compositor. Se trata de breves páginas que reflejan el mundo de los juguetes y de las lecciones de piano de los niños, no exentas de cierta ironía y de una complejidad de ejecución que rebasan, con mucho, el nivel medio infantil.


El carnaval de los animales

Es una suite musical en 14 movimientos compuesta por el compositor romántico francés Camille Saint-Saëns.  El compositor planeó la obra como broma para un día de carnaval, así que aparecen leones, gallinas, tortugas, canguros, burros y varios animales más, y tiene toques de buen humor por aquí y por allá. Uno de ellos es que Saint-Saëns tomó prestada música de otros compositores y la puso en un contexto muy distinto del original. Así, insertó desde canciones antiguas francesas hasta el “Can-can”, pasando por un trozo de la Danza macabra del mismo Saint-Saëns.

Sólo se dieron interpretaciones privadas para un círculo de amigos íntimos, como Franz Liszt. Sin embargo, Saint-Saëns dispuso en su testamento que la suite podría ser publicada tras su muerte, y desde entonces se ha convertido en una de sus obras más populares.


Sinfonía de los Juguetes

Durante mucho tiempo esta sinfonía fue atribuida a Joseph Haydn pero hoy se cree que fue escrita por Leopold Mozart, padre de Wolfgang.


El niño y los sortilegios

El niño y los sortilegios: una fantasía lírica en dos partes (título original en francés: L’enfant et les sortilèges: Fantaisie lyrique en deux partes) es una ópera en un acto, con música de Maurice Ravel y libreto de la escritora francesa Sidonie-Gabrielle Colette.


El cascanueces

Es un cuento de hadas y ballet estructurado en dos actos, que fue encargado por el director de los teatros imperiales, Iván Vsévolozhsky, en 1891 y se estrenó en 1892. La música fue compuesta por Piotr Ilich Chaikovski entre 1891 y 1892. El libreto fue escrito por Iván Vsévolozhsky y  Petipa, basándose en la adaptación de Alejandro Dumas del cuento El cascanueces y el rey de los ratones, de Ernst Theodor Amadeus Hoffmann.


Obertura para una comedia infantil

Del compositor argentino Luis Gianneo. A ver que canciones de la infancia reconocen…


Pedro y el Lobo Narrador Luis Pescetti Orquesta Sinfónica Nacional

Es una composición sinfónica de Serguéi Prokófiev escrita en 1936. La obra es una historia para niños, con música y texto adaptado por él, con un narrador acompañado por la orquesta.

Leer anterior

El Instituto Superior de Arte del Teatro Colón brindará cursos virtuales

Leer siguiente

“Eduardo Rovira: Inédito e inconcluso” (CD/LP12”/EP7)