D´Arienzo y Troilo de exportación

Imagen de D´Arienzo y Troilo de exportación

 

El pasado 8 de noviembre fueron relanzadas dos joyas musicales del siglo XX.

 

 

Los últimos LP´s (Vinilos Larga Duración) de estos autores en producirse para RCA fueron en los años 92-93. A décadas de estos hechos artísticos, que fueron bisagras en la música de Buenos Aires, Sony Music Argentina reedita estas dos obras, que en su momento vendieron miles de discos. Se trata de dos glorias de nuestra música y cultura popular en dos álbumes grabados en el año 1963, y que a la vez fueron de las primeras experiencias de RCA Argentina con sonido stereo.

Cuando se produjo la muerte de Carlos Gardel, el 24 de junio de 1935, la canción popular argentina sufrió un fuerte revés al quedar sin su mejor intérprete. El oyente porteño empezó a aceptar otros ritmos, hasta la aparición de JUAN D´ARIENZO, el “Rey del Compás”, en 1936. 

D´Arienzo batió records de recaudaciones, y sus discos figuran entre los más vendidos del género. Es así como se convirtió en una de las máximas figuras del Tango, del pasado y presente.

 


 

Y Aníbal Troilo también para NYC.

La contratapa del álbum “Troilo For Export” cuenta que un funcionario de las oficinas de RCA Nueva York solicitó buscar un conjunto típico para editar en los Estados Unidos. RCA Argentina dio dos nombres: Juan D´Arienzo y Aníbal Troilo

El suceso de ventas de estos discos fue increíble; y hoy que los vinilos son revalorizados como objeto de arte,  SONY MUSIC ARGENTINA reedita estos álbumes clásicos.

En “D´Arienzo For Export y “Troilo For Export, temas como “La Cumparsita”, “Danzarín”, “A media luz”, “Lo que vendrá”, “El choclo”, “La puñalada” o “Recordando a Discépolo”, entre otros, pueden apreciarse en un sonido de alta fidelidad con audios que fueron masterizados de las cintas originales de 1/4 de pulgada en los estudios de la compañía.

 
Por Natalia Cardillo.

Leer anterior

Triunfo de Saioa Hernández en el naufragio del Arca de Nabucco en Parma

Leer siguiente

“Années Folles”, Marcela Roggeri y François Chaplin