Curso virtual en la UNA: La danza escondida y el sonido

Un cuerpo que se expresa, sea el del instrumentista, cantante, director, compositor, orador, bailarín o actor, está compuesto de herramientas que no siempre se visibilizan. Pero al reconocerlas y ponerlas en acción, se abre una gama indiscutible de recursos que constituirán, no solo al mejor desempeño del discurso sonoro, sino también a la independencia en las decisiones a tomar en el momento del trabajo para volverse una presencia escénica poderosa y soberana.

 

La danza escondida se trata de un curso de seis clases donde, a través de una secuencia física como medio para insertar las herramientas mencionadas, se desenvolverá toda una trama interactiva en el cuerpo que luego se aplicará al sonido -voz, instrumento- o estará en el cuerpo lista a manifestarse.

La docente a cargo del curso es Marisa Busker, quien realizó sus estudios en el Conservatorio Nacional de Música “Carlos López Buchardo” y en el Sweelinck Conservatorium Amsterdam. Luego en la India, en donde estudió la música del sur, danza y yoga. También tomó algunos patrones de danza-teatro del Odin Teatret de Dinamarca, entre otros.

En sus años de investigación, Busker buscó ejes comunes a las materias artísticas especializadas, combinando también a occidente con oriente. Concedió así al cuerpo una nueva organización: núcleo generador (sistema nervioso), tronco performático, sistema vocal (resonadores-voz preconceptual), caja de la memoria (imágenes). Estimulando a todo este cuerpo con herramientas consigue conformar al performer, que se transformará en poseedor de un núcleo relacional en el cuerpo, dirigido a la expresión de los lenguajes. Se trata de herramientas que, aparentemente escondidas, salen entonces a la luz. 

 

La danza escondida, es una matriz esencial en cualquier ser humano, pero fundamentalmente en quienes se dedican a las artes (música, teatro, danza, oratoria, performance, visuales). Esta matriz se proyecta al auditorio pero también –y con el tiempo- se volverá un sistema de pensamiento: un sistema relacional en escala.

Cualquiera sea la rama de las artes de la que se hable, están escondidas, en cada una, todas las demás. Así la música no puede evadir a la oratoria, la danza, la teatralidad. Ni la danza puede evadir a la música, al teatro o a la voz. Ni el teatro puede evadir a la danza o la música y mucho menos la oratoria.

 

“Si le sacamos a un violinista su instrumento, no podrá evitar bailar o cantar la música. Si lo atamos a una silla, no podrá evitar cantarla. Si le tapamos además la boca, su accionar se verá en su espina”, indica Marisa.

Fecha de Inicio: 17 de abril de 2021

MÁS INFO E INSCRIPCIÓN AQUÍ.

Arancel

Público general
• 1 pago (completo por adelantado) de $2700

Comunidad UNA, estudiantes de instituciones públicas de educación musical y jubiladas/os
• 1 pago (completo por adelantado) de $2200

Estudiantes desde el exterior
• 1 pago (completo por adelantado) de U$S 60

Discapacitadas/os: 50% del arancel para público general

La reserva de la vacante solo se hace efectiva una vez enviado el comprobante de pago del arancel a musicales.vinculacion@una.edu.ar

Lugar de cursada

Virtual

Horario de cursada

Sábados de 14 a 16 h

Formulario de inscripción

Duración

6 encuentros

Destinatarios

Personas que tengan que ver con las artes en general

Objetivos

Que quienes abordan una labor artística tomen conciencia de sus posibilidades físicas concretas desde un marco transdisciplinar (ejes comunes a todas las artes). Un sistema relacional activo en el cuerpo, con la voz latente, lista para funcionar.

Programa

Construcción de secuencia física: desde el movimiento en el espacio a un cuerpo expresivamente completo: cambio de velocidad-acción entre acciones (lanzar, tirar, expandir, aplastar, levantar, etc.), un contexto para la secuencia; resonadores vocales a lo largo de la espina; segmentación de la espina dorsal; aplicación a la articulación del sonido; imágenes corporizadas; tempo/ritmo.
1. la lógica física de las acciones para comprender y mejorar la articulación sonora.
2. la activación de calidades de energías que hacen a las llamadas dinámicas (p,pp,mf, f,etc.).

Bibliografía

Marisa Busker. El performer, un diamante latente. Diario de viaje. Dunken, 2011.
– Ponencia Marisa Busker: Un ritual en el cuerpo del arte del buen decir, UP, 2019.
– La danza escondida, demostración de trabajo (UNQ, 2014). Canal de youtube de Marisa Busker.

Formulario de inscripción

https://musicalesysonoras.una.edu.ar/forms/artes-musicales-y-sonoras-extension/la-danza-escondida-en-el-cuerpo-de-quien-produce-sonido_31300

Prosecretaría de Vinculación Institucional
DAMus • UNA

musicales.vinculacion@una.edu.ar

 

Leer anterior

“Lo imposible es lo único posible que nos interesa” Mario Davidovsky.

Leer siguiente

Per Lei, el nuevo disco de Natalia González Figueroa y Santiago Ballerini con la mujer como eje