Beethoven, original y perenne con dramaturgia de Haydée Schvartz y la ejecución del Ensamble Tropi

Haydée Schvartz y la ejecución del Emsamble Tropi

La dramaturgia de Haydée Schvartz y la ejecución del Ensamble Tropi brillaron en “El secreto del cabello de Beethoven” , un concierto escénico sobre la figura de Ludwig van Beethoven, a partir del film Ludwig Van (1969) de Mauricio Kagel.

Por Sebastián Weber. PH. Prensa CCK.

La original idea de Haydée Schvartz y Sebastián Tellado, junto a la magistral  interpretación del Ensamble Tropi, y la exquisita estética escénica, han hecho  posible la vivencia de un concierto maravilloso, a la vez visualmente delicado y de impecable interpretación. La esencia conmovedora de la música de Beethoven, compositor efusivamente presente durante la hora y media que  duró la perfecta e impactante función, nos acompañó en cada instante.

La agradable fuerza de la sorpresa suele regalarnos placer. Preguntarse cuál  era la relación entre obras musicales de diversos compositores actuales, los  Beatles, un libro de John Cage, un tango, y un film sobre Beethoven que data  de medio siglo nos empuja a presumir que se trataba de una combinación  descabelladamente arriesgada, o de una idea despectivamente muy  contemporánea. Pero nos fue ofrecida una óptima combinación entre todas las obras, y éstas convivieron en un centro que sólo tenía una única aspiración: Beethoven.  

Gracias a la dramaturgia de Schvartz y la ejecución del Tropi, el espíritu  musical de Beethoven nos conmovió en plenitud. Schvartz y sus dirigidos nos  mostraron la infinita grandiosidad de la gloria de Beethoven. 

La película Ludwig Van de Kagel se proyectó íntegramente en todo el  concierto; éste empieza y termina con el film. La obra de Kagel y la música  del ensamble interactuaron durante todo el concierto, intercambiando la  atención del público constantemente, en tanto la performance del ensamble estuvo milimétricamente coordinada con el film, haciendo entre ambas una  sola cosa.  

Beethoven, original y perenne con dramaturgia de Haydée Schvartz y la ejecución del Emsamble Tropi

Un ejemplo de esto sucedió en la obra del compositor filipino Jonas Baes. Al  final de la pieza suenan pequeñas campanas distribuidas entre el ensamble y  algunos infiltrados en el público, encontrándonos a todos absorbidos por la  pantalla que proyecta partituras del genial Beethoven, mientras las  resonancias de las campanas logran hacernos creer que estamos en presencia de un acto religioso en homenaje a la música del compositor de Bonn. 

Las obras musicales que componían el concierto fueron escogidas con más  que acierto. El tango ―De corazón a corazón” da título a las palabras del  propio Beethoven en su Misa solemnis (Desde el corazón, déjalo ir nuevamente al corazón”), siendo ésta no sólo la obra con la que empieza el  concierto sino también las primeras las palabras del film. 

La pieza “Sonidos”, de la compositora alemana Carola Bauckholt, fue  visualmente preciosa. La obra se desarrolla en una mesa con una lámpara y  varios artefactos ajenos al oficio de la música (vasos, cuchillos, lápices, hojas, ralladores…) donde los sonidos de la pieza se amalgaman con los sonidos del film, creando un clima sonoro homogéneo, lo cual hace de ésta una obra bella  de ver y de escuchar. 

Uno de los clímax de la noche llegó con la versión ejecutada por el ensamble de un fragmento del allegreto de la séptima sinfonía, que no fue la única obra  de Beethoven en la que el conjunto se demoró. No buscaron originalidad en su  versión, ni demostrar que la música del compositor alemán es reconocible en  cualquier formato, sino llevarnos al corazón de la música de Beethoven. 

La obra de Baes tiene forma sonata, en paralelo con las 32 que compuso  Beethoven. Otra similitud fue el trío para piano del compositor argentino Erik  Oña, obra que emocionó por su música y por el recuerdo que tenemos de este  autor. 

La obra de Erik Satie, al igual que la extraordinaria Workers Union del  compositor neerlandés Louis Andriessen se unieron perfectamente al film utilizando el recurso de fade out fade in, donde se apreció una perfecta  continuación entre los sonidos del film y el reemplazo de la música del  ensamble.  

Malena Levin empieza a ejecutar el conocidísimo primer movimiento de la  sonata Claro de luna (número 14) y es interrumpida desde un sillón por el  percusionista Juan Denari, quien le cuenta que los primeros compases de esa  obra fueron inspiración para que Lennon compusiese su canción Because. ―“Fijate, tocalo al revés”, sugiere Dinari a la pianista. Ella obedece y entonces escuchamos el tema de los Beatles en el que los demás integrantes con sus  instrumentos empiezan a tocar las melodías de la canción. Nosotros, el  público, no estamos escuchando una versión de esta canción, sino a Beethoven a través de esa canción. El clima es conmovedor, el espíritu musical de Beethoven nos invade, se transforma en una quimera hecha de diferentes obras  a lo largo de los tiempos.  

La música se detiene, los músicos abandonan el escenario, y vemos en la  pantalla una mesa redonda donde se debate, muy graciosamente, sobre la  figura de Beethoven. Treinta y dos preguntas (otra relación con las sonatas para piano) tomadas del libro Silence de John Cage son declamadas desde lo  alto de la sala por los integrantes del ensamble, volviéndolo un diálogo con lo que sucede en el film. Es un momento filosófico, donde las preguntas punzantes de Cage nos hacen pensar sobre música, sonidos, silencios, y  Beethoven. ―Si abandonamos la belleza ¿qué nos queda?”. 

El ensamble vuelve al escenario, ejecutan otra obra de Beethoven, presentimos  su inmenso espectro, creemos verlo. 

El film llega a su fin. Los integrantes del Tropi salen uno a uno con la  excepción del guitarrista que arranca en su guitarra eléctrica violentos acordes  de alguna obra del genio de Bonn que reconocemos mientras se proyectan los  créditos de la película. El concierto termina, Beethoven nos abandona, pero  nosotros ya no podremos abandonarlo a él.


Funciones: 28-29 de octubre 2021. Centro Cultural Kirchner Programa 

Alessio-Yiso: ………De corazón a corazón (Tango) 

  1. v. Beethoven:Scherzode la Novena Sinfonía (fragmento)
  2. v. Beethoven………Septiminoop. 20 (1er movimiento)

Carola Bauckholt:..Geräusche (1992) – estreno argentino 

  1. v. Beethoven……. Allegrettode la Séptima Sinfonía (fragmento) 2. v. Beethoven……… Trioop. 11(2do movimiento)

Jonas Baes……………. Aufhebung (2016) – estreno argentino Lennon- McCartney—- Because (1969) 

Erik Satie……………Entr’acte: Cinéma (1924) (fragmento) 

John Cage…………… Silence (selección de textos) 

  1. v. Beethoven…… Marcha turca(de ―Las ruinas de Atenas‖) op.133

Erik Oña…………………Klaviertrio (2006) (2do movimiento) – estreno argentino 1. v. Beethoven…………Sonata op. 69 (2do movimiento. violonchelo solo) 

Louis Andriessen…… Workers union (1975) (fragmento)

 


Leer también: El secreto del cabello de Beethoven

Leer anterior

SONICO presenta: “Piazzolla – Rovira: The Edge of Tango”

Leer siguiente

Muere el gran pianista brasileño Nelson Freire