Bartolomeo Cristofori: El inventor del piano

Imagen de Bartolomeo Cristofori: El inventor del piano

Bartolommeo Cristofori di Francesco (Padua, 4 de mayo de 1655-27 de enero de 1731) fue un músico italiano que se dedicó a la construcción de instrumentos musicales.

 

En 1688, contando con 33 años, entró a trabajar como cimbalista al servicio del príncipe Fernando de Médici, hijo de Cosme III de Médici, Gran Duque de Toscana. El príncipe era un gran melómano, apasionado por la mecánica y las matemáticas, y tenía una buena colección de instrumentos musicales; aunque es posible que ya por entonces le interesara contratar a Cristofori no sólo para la custodia y mantenimiento de su colección, sino también por sus innovaciones técnicas.

Durante los años restantes del siglo XVII, Cristofori inventó dos instrumentos de teclado antes de que comenzara su trabajo en el piano.

Estos instrumentos están documentados en un inventario de 1700. Uno de ellos fue el spinettone, (del italiano «grande spinetta»), que era una espineta grande (un clavicordio con las cuerdas inclinadas para ahorrar espacio) con dos grupos de cuerdas. La mayoría de las espinetas tienen sólo un grupo de cuerdas. Esta invención pudo haber tenido la intención de poder colocar el instrumento en el apretado espacio que tenía la orquesta en las representaciones teatrales; su alto volumen sonoro lo convertía en un instrumento ideal de cuerda.

Otro invento, datado del año 1690, fue el spinettone oval, un instrumento muy original, una especie de virginal con las cuerdas más largas a mitad de la caja.

 

¿Inventor del piano?

La primera mención de la invención del piano, cuya autenticidad está cuestionada, procede de un diario de Francesco Manucci, músico de la corte de Medici, en el que indica que Cristofori trabajaba en la creación del piano en 1698.

Un detalle con encanto de la historia de Cristofori es que su invento fracasó. Bach supo del «cacharro», lo probó, escribió algo para él, pero, al cabo, lo desdeñó. El éxito del pianoforte tuvo que esperar hasta Wolfgang «Wolfer» Amadeus Mozart, quien nació 23 años después de la muerte del inventor italiano y que compuso 27 conciertos para piano. Después, ya no hubo vuelta atrás: el piano ocupó y ocupa una posición central en la música.

La siguiente mención la encontramos en un inventario de la colección de instrumentos de Fernando de Médici, que data de 1700.

El número total de los pianos construidos por Cristofori es desconocido. Solamente tres sobreviven hoy, todos ellos fechados en la década de 1720.

 

Construido en 1720, se conserva en el Metropolitan Museum en Nueva York.


Otro modelo de 1722. Se encuentra en el Museo Nazionale degli Strumenti Musicali, Roma.


Y el último que se conserva es de 1726. Se encuentra en el Musikinstrumenten-Museum de la Universidad de Leipzig.



Leer también:

El piano que soñó Leonardo Da Vinci

Leer anterior

Convocatoria: Fondo Metropolitano

Leer siguiente

Ara Malikian: Un refugio hecho de pentagramas