Annalisa Stroppa: “La música es compartir emociones”

Entrevista a Annalisa Stroppa.

La mezzosoprano italiana, una de las cantantes más importantes de su generación, volvió a interpretar el papel de la gitana de Bizet, esta vez en el Teatro Massimo de Palermo.


El estreno se transmitió en vivo por Teatro Massimo TV bit.ly/2VLZsVw, el viernes 17 de septiembre a las 20 horas (15 horas de Argentina) y aún se puede disfrutar online.

 

El pasado 17 de septiembre el Teatro Massimo de Palermo albergó un título escenificado por vez primera desde el estallido de la pandemia. Se presentó la ya clásica puesta en escena dirigida por Calixto Bieito, una coproducción entre el Teatro Siciliano y el Gran Teatre del Liceu de Barcelona, ​​el Teatro Regio de Turín y el Teatro La Fenice de Venecia, galardonada con el Premio Abbiati y que Annalisa Stroppa ya ha cantado en 2020 en Mallorca.

Annalisa cantó los días 17, 19 y 22 de septiembre, y compartió escenario con el Don José de Jean-François Borras, la Micaëla de Ruth Iniesta y el Escamillo de Bogdan Baciu, mientras que la dirección musical corrió a cargo del maestro Omer Meir Wellber. El estreno se transmitió en vivo por Teatro Massimo TV bit.ly/2VLZsVw, el viernes 17 de septiembre a las 20 horas (15 horas de Argentina).

Entre ensayos, aprovechamos para charlar nuevamente con Annalisa y saber más acerca de esta producción, que gracias al streaming también pudimos disfrutar desde este lado del mundo.

 

Por Maxi Luna.

 

Hace tres años conversamos personalmente cuando estuviste en el Teatro Colón de Argentina, ahora los tiempos han cambiado y podemos hacerlo en esta ocasión a la distancia.

Yo no siento la distancia: aunque estamos aquí en verano y ahí en invierno, estamos aquí en Italia y ahí en Argentina, yo siento que estamos muy cercanos porque hablamos de la misma pasión que nos une. A pesar de todo lo que hemos pasado, tan terrible, la música nos ha unido más.


Leer también: Annalisa Stroppa: “Cantar en el Teatro Colón es un sueño”

https://musicaclasica.com.ar/cantar-en-el-teatro-colon-es-un-sueno-entrevista-a-annalisa-stroppa/


Has dejado una una gran impresión con tu Adalgisa en la ópera “Norma” de Bellini en el público argentino y en la crítica, ya habías estado antes, pero fue como una reafirmación. ¿Qué recuerdos tenés de esas funciones, de esos días?

Un recuerdo inolvidable, por muchas razones. Para mí volver a cantar en el Teatro Colón era una una conquista, un sueño. El Teatro Colón es un lugar donde todos los cantantes quieren cantar por la historia que tiene, por la acústica maravillosa, por el calor de la gente, del público. Realmente he disfrutado mucho con el público y, ahora más que nunca, he aprendido que la emoción que tu personaje transmite tienes que compartirla con el público. En estos tiempos que he cantado muchas veces en un teatro vacío, sin nadie, solo con una cámara grabando lo que me ayudaba era cerrar los ojos e imaginar el teatro con toda la gente ahí, disfrutando conmigo porque la música es compartir emociones, no vivirla sola o solamente para exhibir lo que puedes hacer como cantante o como artista.

La autenticidad está en que tu emoción llegue al público y que a tí, como intérprete, retorne la emoción del público. Hacemos arte, no matemática. Tenemos necesidad uno del otro para compartirlo juntos.

Coincido, el público termina de completar el espectáculo.

He trabajado con distancia, sin coro, sin orquestas, sin gente. Hemos aprendido, sobre todo en este año y medio de pandemia, que necesitamos el uno del otro en el teatro así como en la vida. He descubierto cómo la música ayuda más de lo que pensaba, porque tienes que excavar dentro de ti, de tu emoción, de tu experiencia, de todo lo que has pasado en tu vida y también de estos terribles meses que hemos vivido de pandemia. No sé cómo explicarte, pero la música me ha dado la oportunidad de expresar la rabia, el dolor, todo. Aunque estuviera yo sola en el escenario, sin orquesta ni compañeros. si tú miras muy profundamente dentro de ti descubres una fuerza que no te imaginas.

¿Cómo ha sido tu evolución en tu carrera, la incorporación de nuevos roles? En síntesis, ¿qué pasó estos tres años desde que te vimos en el Teatro Colón?

Desde mi Norma en el Teatro Colón he tenido la suerte de trabajar siempre. No me gusta decir “trabajar”, porque para mí no es un trabajo, es mi vida. Así que puedo decir que he tenido la suerte de vivir la música. Realice diferentes roles: por ejemplo he debutado el papel de Irene en el Belisario de Donizetti; y también he cantado nuevamente Norma, la última vez en el Teatro Real (fue la primera producción, después de un año exacto de pandemia, con coro y público). Fue muchísimo el esfuerzo pero al final hemos podido realizar una producción verdadera, con todo lo que nosotros estamos acostumbrados en el teatro como con el vestuario, orquesta, público. 

También he cantado diferentes veces Carmen, pero siempre por streaming en este tiempo. Yo vivo en el norte de Italia, entre Brescia y Bérgamo, una zona particularmente afectada durante la pandemia. He cantado “La mía Carmen” sin nada nada de nada, solo yo con mi vestuario que me he llevado desde mi casa. Y te das cuenta en estos momentos de lo que es de verdad importante en la vida: la familia, el amor, vivir con honestidad. Son cosas que yo ya sabía, pero cuando uno viaja mucho, está en un mecanismo, vives en tu mundo, en el mundo del arte pero un poco fuera del mundo real. Nos ha hecho volver a poner los pies en la tierra, en lo esencial. Me he dado cuenta de muchísimas cosas y sobre todo de lo afortunada que soy de poder disfrutar cada día de mi pasión. Y pienso que tengo que darlo siempre todo porque no sé cuándo será la próxima vez. Puede ser la última.

“Carmen” fue la última producción que hiciste antes de la pandemia, luego nos contabas que solo cantaste arias vos sola arriba del escenario. Y ahora te toca abrir la temporada, ya sí, nuevamente con una gran producción. Contanos un poco más.

Exacto, yo en marzo de 2020 estaba en Palma de Mallorca cantando esta Carmen. Mira cómo es el destino, ¿no? He terminado con esta puesta en escena de Carmen y ahora inicio una nueva Carmen con la misma puesta en escena de Calixto Bieito. Espero que de verdad represente un nuevo inicio; esta será la primera producción del Teatro Massimo di Palermo luego de un año y medio. Será la primera vez que entre público nuevamente en el teatro.

Tenemos la suerte de reabrir con un papel muy significativo. Carmen es un símbolo de libertad, sobre todo de la libertad de la mujer para expresarse. Cuando pienso en Carmen, lo primero que pienso es en “libertad”. Estaba muy adelantada en el tiempo, fuera de los estereotipos de la sociedad, es la figura de una mujer libre. Y sigue siendo muy actual esta ópera, cuántas mujeres son asesinadas por querer elegir y ser libres.

Calixto, en esta producción escénica, no quiere una Carmen folclorista, andaluza; quiere comunicar la dificultad para la mujer de ser libre, el machismo y cómo lucha contra la violencia.

En Argentina, por ejemplo, los tangos antiguos hablan de los celos y de asesinatos por celos. Y no los discutíamos. Y Carmen a esta altura ha tenido muchas relecturas muy necesarias, ya no se puede hacer una representación como hace 20 o 30 años. Por lo que nos contás, ¿esta muestra pone en escena esta mirada?

Esta puesta en escena es muy esencial, es muy cruda, muy violenta, pero al mismo tiempo muy fuerte. Calixto expresa en esta ópera la dificultad de la mujer de obtener la libertad.

A veces se piensa a Carmen como una mujer seductora, y es verdad. Pero Carmen tiene mil colores y uno de estos es la seducción, la carnalidad. Pero Carmen no es solo eso. Cuando veo algunas puestas en escena que la representan como una prostituta yo veo vulgaridad. Para mí eso no es Carmen, no. Para mí es una mujer muy fuerte, pero al mismo tiempo muy frágil. Es fiel a sí misma y a su pensamiento.

Yo me veo en muchísimas cosas de Carmen, me veo en su honestidad. Lo que ella piensa, hace; lo que dice, hace. Puede ser muy ligera en algunos momentos, y muy romántica e intensa. La intensidad de Carmen me gusta mucho.

Carmen es, para mí, una mezcla de colores y aromas, un fascinante contraste de emociones. Me gustaría poder transmitir estas cosas cuando estoy sobre el escenario. La gente entra en un teatro para vivir algo especial y estoy segura que actuando al ciento por ciento puedo expresarlo al público con toda mi fuerza, con toda mi pasión.

 

Desde la parte musical, ¿es el papel soñado para toda mezzosoprano?

Es cierto, y aquí tendremos la suerte de tener la dirección de Omer Meir Wellber, un director que logra mostrar tu potencialidad. La parte musical se comparte, se discute, es estupendo.

Carmen tiene todo, todos los colores que te he dicho en la actuación se dejan ver en la parte musical también, van juntas. El personaje tiene toda la posibilidad de expresar con la voz diferentes características y diferentes emociones. No es un papel fácil, tienes que cantar bien mientras estás bailando, mientras estás actuando. Nunca está quieta. Tienes que controlar la emisión de tu voz con el movimiento, así por tres horas. Es una dificultad de resistencia física. Pero al mismo tiempo te da la oportunidad de expresar con tu cuerpo lo que estás cantando, no solo con la voz. 

Carmen tiene mil colores, el compositor ha escrito todo en la partitura (piano, pianissimo, in crescendo) y tú tienes que mirar lo que ha escrito y seguir su deseo. Por supuesto que me gusta poner mis colores también, el papel tiene muchas posibilidades.

Tendremos la oportunidad de ver esta Carmen, ya que el estreno se transmitirá en vivo por streaming

Por suerte, finalmente se realizará un streaming. Me gusta mucho que el público argentino pueda verla, los echo de menos.

Hay algo que quisieras compartir con el público argentino antes de despedirnos hasta la próxima.

Yo agradezco mucho al público argentino porque siempre me sigue con mucho cariño. Esto yo lo siento, me llega. El público argentino es maravilloso, lo echo de menos y tengo un recuerdo estupendo. Espero volver pronto a tan maravillosa tierra y al Teatro Colón, que también adoro. Gracias es la única palabra que tengo para decirles. Gracias de verdad.

 

Video completo de la transmisión en vivo


Más Info:

Web Annalisa Stroppa: www.annalisastroppa.it

Teatro Massimo di Palermo: https://www.teatromassimo.it/calendario/opere/carmen-414.html

Leer anterior

Horacio Lavandera: “Piazzolla hizo su estilo auténtico”

Leer siguiente

Milenio Porteño, el tercer disco de la colección Músicas y Músicos Argentinos